El cuarto avión desde China con material sanitario afianza un corredor seguro

Acciones: Noticias | 0

Carlos Alós 07.04.2020 | 00:03

Aterriza en Manises otro vuelo con 65 toneladas de equipamiento.

El Consell ha logrado consolidar un corredor seguro de suministro de material sanitario desde China con la llegada ayer, pasado el mediodía, del cuarto avión. Con los problemas que muchos gobiernos están teniendo para adquirir productos desde el país asiático en un momento en que decenas de países intentan comprar en China, el cuarto vuelo que llega con material sanitario para los hospitales valencianos refuerza la vía abierta por el Consell a través de un empresario chino que tiene la sede de sus negocios en la Vall d’Albaida.

 

Una operación que el Consell bautizó desde el primer momento como Ruta de la Seda y que se ha confirmado como un corredor seguro en un momento en que numerosos gobiernos están admitiendo problemas e incluso estafas a la hora de adquirir material en China. Hace unos días el gobierno francés acusaba al norteamericano de llevarse en el mismo aeropuerto -y a cambio de pagar más- materiales adquiridos por el gobierno galo. Un detalle que revela cómo se hacen las compras, en una especie de «mercado persa», como lo bautizan quienes realizan estas gestiones.

Ayer aterrizó en Manises un vuelo procedente de China con 65 toneladas de material sanitario, entre ellas 506.800 mascarillas quirúrgicas, 994.450 guantes, 216.860 equipos de protección individual (EPI) y 60.000 gafas de protección.
El avión procedente de Shenzhen (China), con escala en Moscú, era un modelo Antonov A124 de las líneas aéreas Volga-Dnepr y en este envío se han priorizado los monos de protección, uno de los materiales más demandados por el personal sanitario, según informaron fuentes del Consell.

 

 

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, había asegurado por la mañana que en el cargamento aterrizado ayer no se esperaban respiradores pero anunció que hay más vuelos que llegarán este semana con más material de protección.

Las 65 toneladas de material de este tercer vuelo se suman al casi millón de mascarillas, los 10.031 EPI y las 10.000 gafas de protección ocular, que llegaron a Zaragoza y Barcelona el martes 31 de marzo, y a las 3.800.000 mascarillas, 5.000 monos de protección y 200.000 guantes que también llegaron al aeropuerto de la capital aragonesa el pasado 25 de abril.

A este material hay que añadir el procedente de numerosas donaciones de empresas y particulares que ha sido puesto a disposición de las autoridades sanitarias. Entre ellas 22 respiradores no invasivos donados por Inditex y otros 49 por el BBVA.

 

Asimismo, a ese material se suma el enviado por el Gobierno central, en el que figuran 620.000 guantes, 336.470 mascarillas quirúrgicas, 90.050 mascarillas FFP2, 13.380 mascarillas FFP3, 26.800 buzos y 4.400 soluciones hidroalcohólicas.

Todo ello coincide con datos que invitan a la esperanza en cuanto a contagiados y al descenso de fallecidos después de que también se haya reducido la ocupación en las UCI (del 63,52%, con 352 camas libres) y el pico de presión asistencial se haya relajado.