Famosas grutas Mogao lanzan visitas en línea para aficionados que permanecen en casa por epidemia

Acciones: Noticias | 0

Actualizado 2020-03-12 19:42:13 | Spanish. xinhuanet. com

LANZHOU, 12 mar (Xinhua) —

Sentada en casa, Wang Nan, una aficionada a la cultura Dunhuang realizó su primera visita a las grutas de Mogao a través de su teléfono inteligente.

«Me conmovió tanto las impresionantes reliquias culturales, y puedo charlar con otros visitantes en el recorrido en línea. Esto es muy diferente a la visita en el sitio», relató Wang, residente de la ciudad oriental china de Qingdao,

En medio del brote del nuevo coronavirus, muchos lugares turísticos de China se han visto obligados a cerrar para evitar las aglomeraciones de personas y evitar las infecciones cruzadas. Como solución, han lanzado el turismo en línea que busca dar una experiencia satisfactoria al gran número de visitantes que se quedan en casa por el virus.

 

 

 

 

 

 

 

La Academia de Dunhuang, que administra las Grutas de Mogao, en la provincia noroccidental de Gansu, ha estado ofreciendo exposiciones en línea mediante varias alternativas, como su sitio web oficial, las redes sociales WeChat y QQ, y la aplicación móvil de videos Douyin, también conocida como TikTok.

Las visitas en línea de las grutas en WeChat y QQ recibieron 5 millones de vistas en los primeros 10 días desde su lanzamiento el 20 de febrero, mientras que los videos cortos subidos en Douyin por la academia de Dunhuang han obtenido más de 50.000 «me gusta» desde el 18 de febrero.

Al navegar el sitio web «Dunhuang Digital», los visitantes se sumergen en imágenes de murales de más de 4.430 metros cuadrados en 30 cuevas. La versión para teléfonos móviles se lanzó a principios de febrero.

Las grutas de Mogao son el hogar de colecciones de obras de arte budista, con más de 2.000 esculturas de color y 45.000 metros cuadrados de murales en un total de 735 cuevas talladas a lo largo de un acantilado por los antiguos devotos.

Fue construido por primera vez en el año 366 d.c. Por más de mil años fue un mercado popular, una parada para los viajeros y un santuario religioso en la antigua Ruta de la Seda.