Las jugadoras argelinas de ajedrez de Constantina

Acciones: Noticias | 0

Jesús Cabaleiro Larrán 06/04/2020

Constantina, tercera ciudad de Argelia, cuenta con más de medio millón de habitantes. Es conocida como la ciudad de los puentes colgantes, al estar situada sobre un barranco a unos 80 kilómetros de la costa, en la zona oriental.

Una de sus universidades, Mentouri, fue diseñada por el brasileño Oscar Niemeyer (1907-2012). Fue capital árabe de la cultura en 2015 con cierta polémica, ya que se considera más bereber que árabe. Pero además, la localidad está muy vinculada al ajedrez argelino, contando con varias campeonas, de distintas edades, entre sus filas.

Un veterano ajedrecista de la localidad es Ahmed Mentseur, de 84 años. Nativo de Setif, región Beni Aziz, llegó a Constantina en 1962. Trabajó como administrador en la gestión de servicios agrícolas hasta su retiro, en 1973, cuando inició su pasión por el ajedrez, que dura hasta hoy

Durante la presencia francesa recuerda que se jugaba en cafeterías y en el hotel Cirta -antiguo nombre de la ciudad-, en un edificio colonial todavía existente. Fue allí donde se creó el primer club, L’echiquier constantinois, presidido por Si Seddik y luego por Kamel Bouhid en 1974, con Mentseur de tesorero.

Los dirigentes de la federación argelina visitaron el club en 1975, año en que se inició formalmente el campeonato nacional de ajedrez, en el que al año siguiente participaron Ahmed Mentseur y Kamel Boulzane. Precisamente, este último fue el campeón de Argelia ese año 1976, siendo actualmente médico en Guelma.

Pero, tras la aplicación de la ley de integración de asociaciones en corporaciones, se disolvió este primer club en 1989, aunque se siguió jugando en un café del Boulevard Mohamed Belouizdad.

Actualmente hay tres asociaciones, entre ellas la Association Sportive échecs de Constantine (ASEC), creada el 30 de octubre de 1990 por un grupo de jóvenes entusiastas entre los que se encontraba Memdouh Djeghri, de 52 años, uno de los miembros fundadores de ASEC.

El club comenzó con solo dos tableros de ajedrez, y hoy ronda los 180 miembros. Convertido en 2002 en la Asociación Deportiva de Ajedrez de Constantine, su principal desafío fue sentar las bases de una verdadera escuela de entrenamiento para jóvenes talentos, que serán los campeones del mañana.

A lo largo de sus tres décadas de historia, la ASEC consiguió muchos logros, aunque tal vez el más destacado es la formación de jóvenes campeonas.

Una de las jóvenes jugadoras promesas que causará sensación es la joven Marwa Aouachria, de veintiún años, siempre en el club ASEC, quien tiene una elocuente lista de premios desde la escuela, con títulos y reconocimientos a nivel nacional, árabe y africano. En concreto, campeona sub16 en la Olimpiada árabe y sub18 del campeonato juvenil.

Maestra internacional, firmó una licencia con el Club de Ajedrez de Montpellier –ciudad francesa muy vinculada al noble juego- en octubre de 2017, donde cursa estudios universitarios en informática, y ha pasado a pertenecer a la federación francesa.

En abril de 2019, ganó brillantemente el título de campeona de Francia en la categoría de sub-20, menores de veinte años, en competencia con trece jugadoras, todas campeones de sus respectivas regiones.

La escuela de formación del club también cuenta con chicas en los equipos nacionales femeninos de las categorías de sub-6, sub-8, sub-10 y sub-16.

Durante años, no ha dejado de ganar títulos de campeones de Argelia en diferentes categorías, incluida la primera en la historia ajedrecística del país en la categoría de niñas menores de seis años. Esto no incluye los títulos obtenidos en el campeonato escolar, donde cuentan con un trabajo de prospección en las escuelas fruto de un acuerdo con la dirección de Educación de la wilaya.

A nivel internacional, las distinciones más recientes se produjeron en la Copa árabe juvenil celebrada en julio de 2019 en Jordania, con una medalla de oro para Naila Nour Ramoul (categoría sub-10), una de plata para Saoussen Aïssani (sub-6) y el bronce fue otorgado respectivamente a Yara Mayar Aouachria (sub-12) y también en la categoría masculina a Mouhaned Oudina (sub-10) –también segunda plaza en el campeonato de África en su categoría-.

Argelia obtuvo dieciséis medallas (cuatro de oro, seis de plata, seis de bronce) de los que una cuarta parte corresponde al club de Constantina.

«El objetivo de ASEC, a través de su escuela, es capacitar a futuros maestros internacionales, títulos que aún faltan en Constantina, lo que permitirá constituir un futuro equipo senior que podrá desempeñar los papeles principales en la escala en ocho o diez años», concluye Memdouh Djeghri.

ASEC ha logrado garantizar la organización regular de torneos que se han convertido en eventos tradicionales y espera que haya una continuación a largo plazo para elevar el nivel del más que milenario juego en la ciudad de la Vieja Roca, como es conocida también Constantina.

Pero sin duda la mejor ajedrecista salida de Constantina es Amina Mezioud, maestra internacional, 32 años, cinco veces campeona nacional, ganó el campeonato árabe femenino el año 2019, además de 2006 y 2017. También obtuvo el triunfo en los Juegos Panafricanos de mujeres en 2003 y 2007 siendo subcampeona en 2011.

Compitió para el campeonato mundial femenino en cinco ocasiones, 2006, 2010, 2012, 2015 y 2017. En todas no superó la primera ronda y, curiosamente, en los tres últimos, eliminada por la misma rival, la ucraniana Anna Muzychuk. Cuenta con un Elo de 2071.

Y es que las jugadoras están motivadas por la participación a escala nacional y unos buenos cursos de capacitación, de ellos varios específicos para los mejores jugadores a través de estancias en la Academia Internacional de Jugadores de Ajedrez en Aïn Abid, cerca de Constantina, y en el centro juvenil con maestros internacionales FIDE (Federación Internacional de Ajedrez, siglas en francés) e instructores internacionales.