El Instituto Seda España Asiste en Madrid a la celebración de las III Jornadas Interreligiosas sobre religiones y su contribución a la Paz

Acciones: Acciones, Noticias | 0

El Respeto a las Minorías Religiosas tema de estas jornadas.

Líderes musulmanes, judíos y cristianos de todo el mundo defienden en Madrid el respeto a las minorías religiosas

Se necesita «un amplio proceso de educación que debe afrontarse en cada comunidad para que seamos todos más conscientes de la necesidad de vivir en armonía», afirmaba Tawadros II Papa de los Coptos de Egipto en un mensaje enviado a los 61 líderes musulmanes, judíos y cristianos católicos y ortodoxos de 27 nacionalidades, reunidos en Madrid para la III Conferencia Internacional sobre las Religiones y su contribución a la Concordia y a la Paz.

Organizaba el evento la Fundación Evsen, fundada y presidida por el empresario turco Ali Evsen, que ha construido en Azerbaiyán un imperio empresarial que abarca desde el gas y el petróleo a la fabricación de electrodomésticos, pasando por un canal de televisión o incluso una compañía aérea. El objetivo de estos encuentros –explicó–es promover la paz deslegitimando el fundamentalismo, e inculcando en los jóvenes el valor del «respeto a los demás». También desmontar la imagen negativa que tiene buena parte de la juventud actual de la religión como fuente de conflictos, subrayando por el contrario el papel positivo de la fe en Dios para la «maduración espiritual» de la persona, de modo que pueda «afrontar los desafíos de la vida».

La situación de las minorías religiosas era el tema central de este tercer encuentro. «Estamos alcanzando máximos inasumibles de persecución religiosa en el mundo», denunció en la inauguración el cardenal Carlos Osoro. El arzobispo de Madrid apeló a la concordia entre los diferentes credos, pero sin dejar de denunciar que en diversos países «el cristianismo es perseguido de manera brutal».

También las minorías musulmanas sufren persecución, añadió, aludiendo al caso de los rohinyás de Myanmar. «No se trata de competir por ver qué religión tiene más perseguidos», dijo, «sino de denunciar la lógica del odio y de la persecución por motivos religiosos». Y aunque «es verdad que en nombre de la religión se han podido justificar las confrontaciones, esto ocurre cuando se toma el nombre de Dios en vano», porque «la verdadera experiencia de Dios para los creyentes, más allá del credo que confesemos», implica un llamamiento a «construir un mundo presidido por la concordia, el amor y la paz».

El cardenal albanés Ernest Simoni y el cardenal Osoro participaron junto a otros líderes religiosos en el encuentro sobre la construcción de la paz. Foto: Julia Robles
Asistieron también el archimandrita Filaret Bulekov, el arzobispo Nicolas Matti, de la Iglesia sirio ortodoxa de Antioquía, el metropolita de España y Portugal, Policarpo, etc.

Junto a los líderes religiosos asistieron diversos representantes de la política o la judicatura española. En representación del Gobierno español, participó el secretario de Estado de Justicia, Manuel Dolz, quien reivindicó en la apertura el valor de la laicidad positiva, que presupone separación entre las esferas religiosa y política, pero desde la mutua colaboración.

El presidente del PP, Pablo Casado, dijo que “Al modo de las antiguas «religiones políticas» (como el fascismo y el comunismo), hoy «los nacionalismos exacerbados» promueven una «sacralización de la política» que termina pisoteando «las libertades individuales». Al ámbito que es propio de las religiones, constreñidas, eso sí, a proponer, nunca imponer, sus convicciones y cosmovisiones.
Ricardo Benjumea.

Propuestas para integrar a las minorías religiosas
Los 61 representantes del judaísmo, el islam y el cristianismo reunidos en Madrid firmaron una declaración conjunta en la que aseguran sentirse «responsables» en la solución de «graves conflictos que afectan a nuestra sociedad , en particular el fanatismo, que constituye hoy una de las mayores amenazas para la estabilidad y la paz en el mundo».

El reto pasa por el respeto a las minorías religiosas, «que a menudo, y no es un hecho aislado, sufren discriminación, restricción de sus derechos y persecución, que, en algún grado, perjudica a las diferentes religiones». Para promover la mayor integración de estas minorías, la III Jornada sobre las Religiones y su contribución a la Concordia y a la Paz propone a los gobiernos «medidas legislativas para garantizar a los grupos minoritarios alguna de sus fiestas religiosas», y piden que, siguiendo el ejemplo de España, las televisiones públicas ofrezcan «un espacio a las minorías religiosas para que puedan dar a conocer sus creencias y valores».